Historia

Hanley Denning quería hablar el idioma de sus estudiantes.

Hanley Denning se fue a Guatemala en agosto de 1997 para estudiar español. En aquel momento, había estado enseñando en Carolina del Norte después de haber ganado su Máster en educación de Wheelock College. Estaba frustrada por su falta de habilidad para comunicarse con sus estudiantes hispanohablantes. Tan pronto como llegó a Guatemala, Hanley empezó un voluntariado con niños y adultos viviendo en pueblos chicos cerca de Antigua.

A Hanley le encantó Guatemala. Un compromiso de un año se convirtió en dos años, pero todavía no imaginaba quedarse. Mientras se preparaba para irse a los Estados Unidos en 1999, su buena amiga Regina Palacios le pidió un favor: acompañarle en una visita a los barrios pobres al lado del basurero de la Ciudad de Guatemala.

Esa visita al basurero de la Ciudad de Guatemala cambió la vida de Hanley, y, de uno en uno, cambió las vidas de miles en Guatemala y alrededor del mundo.

Desde que se graduó de Bowdoin College en 1992, Hanley trabajaba sin descanso por los niños en riesgo. No había visto nada en su vida parecido a la dura realidad de la vida en el relleno sanitario de la Ciudad de Guatemala. Ella sintió un llamado para hacer algo..

Esa misma semana vendió su computador. Vendió su auto. Vació su cuenta de ahorros. Y abrió las puertas de Camino Seguro en diciembre de 1999.

inline-history1

Hanley matriculó a 40 de los niños más pobres de Guatemala en su nuevo programa. Esos niños no podían darse el lujo de comprar los libros, útiles escolares, ni los pagos de inscripción que requerían el sistema escolar público.

A través de Camino Seguro, estos niños recibían tutoría, comidas saludables , y el cariño y atención que necesitaban desesperadamente. Otros 70 niños participaban en el programa de forma ocasional cuando no estaban trabajando en el basurero.

Durante los ocho años siguientes, el programa de Hanley crecía. El programa de refuerzo educativo encontró un nuevo hogar en un edificio seguro y lindo alejados del basurero, y luego se establecieron un centro de estimulación temprana y un programa de alfabetización de adultos, gracias al compromiso y ambición del personal, miembros de la comunidad, donantes, voluntarios, y simpatizantes internacionales.

El 18 de enero, 2007, Hanley murió en un trágico accidente automovilístico en Guatemala. Aunque su vida fue trágicamente truncada, su legado sigue vivo. Las personas que ella inspiró siguen avanzando en la misión que visualizaba.

Hoy Camino Seguro está más fuerte que nunca.

inline-history2

Cada día, Camino Seguro provee a aproximadamente 550 niños y 100 adultós educación, servicios sociales, y la oportunidad de seguir adelante más allá de la pobreza que sus familias han enfrentado por generaciones.

Camino Seguro es un refugio para niños que enfrentan situaciones difíciles marcadas por pobreza extrema, negligencia, y abuso. Camino Seguro es una salida de pobreza.

Camino Seguro es esperanza.

La historia de Hanley nos recuerda del poder de la visión de una persona para hacer la diferencia. Los niños en el cuidado de Camino Seguro nos recuerdan que hay mucho por esperar. Mira nuestra línea de tiempo de eventos, para conocer nuestra progreso desde 1999.

Quieres ser parte de nuestra historia? Actúa hoy.