El Voluntariado Cambió mi Manera de Vivir

Esta historia fue escrita por Gaby Chour, voluntaria guatemalteca,  en reflexión a su labor de voluntariado en Camino Seguro.

blog-gabychour

Mi decisión de convertirme en voluntario de Camino Seguro fue, por muchas razones, fácil de hacer. Camino Seguro sirve a una población con escasos recursos que vive alrededor del basurero de la Ciudad de Guatemala. Proveen valiosos programas para los niños y niñas asi como a sus familias, incluyendo educación, salud, comida, nutrición y soporte social. Con mas importancia, Camino Seguro se esfuerza por cambiar la realidad de Guatemala empoderando a sus estudiantes con esperanza, educación y oportunidad de crecer. Las lecciones aprendidas en Camino Seguro proveen a los estudiantes con herramientas necesarias para alcanzar sus sueños y una oportunidad de una vida mejor.

Verdaderamente, mi tiempo en Camino Seguro fue especial, inolvidable y en conjunto impresionante. Los estudiantes con los que trabajé me enseñaron lecciones valiosas, lecciones que voy a tomar en cuenta por el resto de mi vida y que me gustaría compartir con todos.

Sonríe. Recuerdo que los estudiantes siempre están sonrientes, sin importar la situación de su vida.

Apreciación. Aprecia más las cosas que tienes ya que no sabes cuándo podrías perderlas. Cada día que pase en Camino Seguro estaba verdaderamente feliz del tiempo que pasaba con los estudiantes.

Siempre entrega amor. Si te sientes amado, puedes amar.

Valora la humildad. Estar contento con lo que tienes. Los estudiantes me enseñaron que se puede ser feliz sin cosas materiales, incluso si no tienes una pelota para jugar, puedes encontrar varias formas de divertirte.

Dar las gracias. Aprendí a ser más agradecida por mi vida y mi familia. Ahora tengo un mejor entendimiento sobre la importancia de apreciar cada momento que tengo con mi familia.

La infancia es increíble. Los estudiantes de Camino Seguro se ríen muy seguido, tienen curiosidad insaciable, y no les importa que dirán los demás de ellos. Mi experiencia me recordó mi propia infancia y cual especial es el ser joven, inquieto y valiente.

Gaby Chour, Voluntaria Nacional con Camino Seguro, y estudinatesMi experiencia de voluntariado cambió mi vida. Crecí y madure personalmente y vi a este niño crecer y madurar frente a mis ojos. Esta experiencia me ayudó a darme cuenta de algo sobre mi misma: servicio social es algo que quiero hacer por el resto de mi vida.  Es una de las maneras más simples de contribuir a mi país, haciendo diferencia en la vida de un niño y su familia.

Siempre estaré agradecida con Camino Seguro por darme la oportunidad de hacer algo especial e increíble, algo que no todos pueden tener. Estoy muy agradecida con los estudiantes. Ahora los conozco a cada uno de ellos y los llevaré en mi corazón.

-Gaby Chour, Voluntaria Nacional con Camino Seguro